Reloj de fuego

 

  ES UN DISPOSITIVO USADO EN LA ANTIGÜEDAD PARA MEDIR EL TIEMPO, BASADO EN EL CONSUMO REGULAR DE ALGÚN TIPO DE COMBUSTIBLE, GENERALMENTE CERA.  EN ESTE CASO SE COMPONE DE UNA VELA DEL GROSOR Y LONGITUD ADECUADA Y UNA ESCALA QUE PUDE ESTAR INCORPORADA A LA PROPIA VELA O NO, A MODO DE REGISTRO.  EL BORDE DE LA VELA AL FUNDIRSE LA CERA CON EL PASO DEL TIEMPO, VA DISMINUYENDO GRADUALMENTE DE TAMAÑO E INDICANDO EN LA ESCALA, DISTINTOS ESPACIOS DE TIEMPO.

 

  UN DISPOSITIVO ADICIONAL CONSISTÍA EN COLOCAR LA VELA SOBRE UN CUENCO Y A UNA ALTURA DETERMINADA DE LA VELA, UNA BOLA.  EL CONSUMO DE LA VELA CON EL PASO DEL TIEMPO, PERMITE QUE LA BOLA SE LIBERE Y CAIGA SOBRE EL CUENCO AVISANDO SONORAMENTE QUE SE AGOTÓ EL TIEMPO PREVIAMENTE INDICADO.